¿Viciado a Instagram?

Por Álvaro Maldonado de la Cuadra.



¿Recuerdas cuando instalaste esa red social como puede ser Instagram? ¿Fue interés propio? ¿Es lógico? ¿No? ¿Te has parado a pensar que si no, no te enterabas de nada? ¿Fiestas, cumpleaños, noviazgos...? ¿No te sentías desconectado? ¿Apartado? ¿O simplemente con cierta curiosidad pero desde el desconocimiento? 

¿Por qué no descargarla? ¿Y una vez allí? ¿Qué haces? ¿Observas? ¿No? ¿Cuando decides publicar tu primera foto? ¿Y qué subo yo? ¿Ves comentarios? ¿Agradable? ¿Admirado? ¿Te sientes observado? ¿Y va otra foto? ¿Y otra? ¿Y por qué no una con tu pareja? ¿O con tu ligue? ¿Seguro que esa impacta? ¿No? ¿Y por qué no otra? ¿Cuanto tiempo te pasas editándolas? ¿Qué buscas? ¿Por qué? ¿Qué frase pones? ¿Va con indirectas? ¿Sentimientos maquillados? ¿Por qué?

¿De verdad solo es porque te gusta a ti la foto? ¿O buscas que le guste al otro? ¿Crees que solo es por ti? ¿Y si no tuviese ninguna respuesta? ¿Ningún comentario? ¿O ningún like? ¿Que ha pasado? ¿Fallas tú? ¿Falla la foto? ¿Te atreves a volver a subir otra? ¿Y si tiene el mismo resultado? 

¿Desplazado dentro de donde quisiste entrar? ¿Lo dejas? ¿O dejas de venderte de una vez?